miércoles, septiembre 27, 2006

Génesis


En el otoño de este año –tu estación favorita– leí un artículo en La Nación sobre los blogs, lo cual me marcó cierto camino a recorrer, por muchos motivos… Me dio la posibilidad de bucear en otros espacios para la escritura, me disparó nuevas búsquedas a nivel cultural, me cruzó con gente p r e c i o s a (¿todos meditan???), me generó tema para mi tesina, etc.
Y también me condujo a vos.
Sí.
Porque si yo no hubiera entrado a un blog que me disparó ir a otro, y a otro, y al de Liniers, que me llevó al de Chan, hoy sería imposible que me besaras, que me acariciaras, que te haga sonreír, toser, y tantas cosas turquesas y naranjas…
Seguro que esto no lo sabías…, hay muchas plumas dentro de la almohada…

3 comentarios:

  1. Y cuando la tela de la almohada se rompe las plumas vuelan.

    Que loco como se dan las cosas no?, toda una secuencia inmensa de causas y efectos.

    Besos
    te quiero.

    ResponderEliminar
  2. ejem

    molestamos?

    jaja

    gracias a los blogs somos varios los conectados!

    los quiero a todos!

    ResponderEliminar
  3. pletórico de satorisseptiembre 27, 2006 5:01 p. m.

    los almohadones de plumas son geniales excepto los quirogeanos, espero no te regalen ninguno de esos. mucha suerte y mucho amor para compartir.
    Ah! y diseño?

    ResponderEliminar

Sin caer en la tentación de ser pedante, descubro que la polifonía y la hipertextualidad me han hecho más rica.
Deje su mensaje luego del beep. Vuelva cuando quiera.
Beep.