jueves, diciembre 11, 2008

Sesenta años que no

A Mily


H
oy, posiblemente, estarías sobre un escenario o, tal vez, no;
hoy podríamos hablar de muchas cosas;
hoy conocería tus ojos tan expresivos;
hoy cumplirías sesenta años
que te fueron arrebatados justo a la mitad...



¡Feliz cumpleaños, Diego!






Más que un deseo. Las pelotas

9 comentarios:

  1. Está muy lindo amor este poemita, la verdad guarda esa pena ante la falta de alguien, y esas cosas que pensamos que haríamos, pienso que tal vez no haríamos nada de eso que decimos, es decir se dice por la falta, cuando no hay ausensia se cree que todo es eterno. TE amo besos enormes y sigo pensando que queda mejor "Feliz cumpleaños Diego" o "Diego, feliz cumpleaños"

    ResponderEliminar
  2. Amor:
    Ya lo decía Sabina: «No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió». Y seguramente, por ahí, tampoco lo hubiera conocido, y tampoco asegura, si sí lo hubiera hecho, que tuviéramos relación, eso es muy cierto.
    Pero, estoy convencida de que, además, hay otro factor de peso en esto y es la instancia de que no está muerto...
    En cuanto a lo otro, es valioso el aporte, va en gustos. Gracias.
    Abrazo estrecho que te ama:

    Ju

    ResponderEliminar
  3. Hubiera, decía Sartre, es un verbo que no existe. Lo que si existen son los recuerdos y la fantasía sobre lo que nos hubiese gustado que suceda. Creo que de eso se trata el poema, o al menos a mi me disparó para ese lado.
    Perdón por la intromisión, para mi "feliz cumple, Diego" es correctísimo!
    Besos y abrazos

    Georgi

    ResponderEliminar
  4. Ausencias, qué tema, cómo duelen y es inevitable pensar todo lo que hubiese podido ser...

    Quizas haya que quedarse con lo que si, efectivamente fue, ¿no? lo cuál implica aceptar que no va a haber más...si, capaz que estoy haciendo contratransferencia...estas ausencias que duelenn.

    Juli, que tengas una hermosa navidad, con los tuyos, con mucho amor, muchas sonrisas y mucha alegria.

    Abrazo enormeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  5. Todo es llegar la tarde sobre casa
    y creer que al fin regresás y asomarme. Más lo único que vuelve es tu recuerdo y con un gran dolor se escapan los días. Mi alma es un niño triste que te aguarda mientras los días fingen tu presencia. Quizás vaya a pedirte que te quedes en las fronteras de mis sueños para ir a mirar y a recordarte por siempre.

    Y Con la misma voz de antes
    limpia y sola te estoy hablando.
    Mirá como se asoman hoy
    de par en par las puertas y ventanas. ¿Porqué te estoy esperando aún si ya estás conmigo?
    ¿Si permaneces a mi lado como antes
    viendo pasar la tarde?

    Esto ocurrió hace tiempo,pero hoy me puse alegre como si lo sintiera por primera vez. Por eso es que se asoman de par en par las puertas y ventanas y te espero como si nunca te hubieras ido.

    Saludos. Felices fiestas

    ResponderEliminar
  6. Georgina:
    Siguiendo lo que dice Sartre, de quien confieso, humildemente, no haber leído nada completo aún de él (y con quien tengo una deuda casi moral), y hablando desde la gramática, el subjuntivo es considerado el tiempo virtual, pero no potencial, sino justamente eso, el de las probabilidades improbables, no comprobables... Las dudas existenciales, el tiempo de los filósofos y de los amantes...
    ¡Muchas felicidades para el año que comienza!

    Ju




    * * *

    A:
    ¡Muchas felicidades! ¡Y que el 2009 sea el año de nuestro egreso puanense!

    Besos:

    Ju




    * * *

    Sil ♥:
    Bien lo decís, Sil, lo de las ausencias y las heridas sin cerrar es un tema que no tiene explicación, justificativo, y seguramente vale lo que fue... (aunque no se recuerde casi, siquiera...)
    ¡Deseo que el 2009 sea tan próspero como está siendo el fin de este!
    Te mando un entrañable abrazo:
    Ju





    * * *

    Masg:
    No sé cuál será tu ausencia, y por las palabras que compartís con los que te leemos dista mucho de lo que yo relato, pero ojalá puedas dolerlo y encontrar la paz que ese dolor te genera (o al menos se extrapola de tu texto).
    Suerte y buen año:
    Ju


    ResponderEliminar
  7. .

    Pero hoy hablamos de esto

    De la ausencia.

    No, no tanto. Sí, claro, pero no tanto.

    Tantos han sido arrebatados. Tantos antes de su tiempo.

    Pero el tiempo no es un juez imparcial. Tampoco es un juez con amigos, enemigos y pesares. Porque el tiempo no es juez. No quiere, no le gusta, no sabe o no le importa.

    Pero la historia, la memoria, los latidos...

    ¿Cuántos arrebatados están volviendo una y mil veces como furiosa estampida, a vivo grito, haciendo correr a los bastardos entre sus sombras?

    (No digo más, usted e 5 versos hizo hablar bastante)


    Saludos
    del león marcado

    ResponderEliminar
  8. Scar:
    No sé por qué, pero imagino que entendiste adónde apuntaba, si no, tus palabras se sintonizaron con las breves mías.
    Y sí, el arrebato del reloj que circunscribe a esto que oscila entre la predestinación y no, genera cierto escozor que lleva solo a esta pregunta: ¿qué hubiera sido si...?
    Pero, obviamente, como sucede en estos casos, no hay respuesta.
    Gracias por pasar:

    Ju

    ResponderEliminar

Sin caer en la tentación de ser pedante, descubro que la polifonía y la hipertextualidad me han hecho más rica.
Deje su mensaje luego del beep. Vuelva cuando quiera.
Beep.