martes, enero 13, 2009

Me debía una...




Para la buena voluntad. Alejandro Filio


7 comentarios:

  1. Amor, muy lindo, esta bueno ese momento que encontramos que vivir es eso, esa encrucijada y esa sonrisa nuestra ocualta tal vez a los demás.
    Besos enormes, te amo muchísimo.

    ResponderEliminar
  2. Amor:
    Tengo una tranquilidad particular, muy mía; difícil de explicartela y que la comprendas, pero que estés a mi lado ya me basta y me tranquiliza.
    Hoy cuando hablamos por teléfono sentí un deja vù a febrero de 2008...
    Te amo, mi sol,
    besos ebrios:

    Ju

    ResponderEliminar
  3. hola Ju!

    me ganaste de mano con la visita... se ve que vos también andás absorvida en tu entorno inmediato. es reconfortante encontrarte siempre tan enamorada!

    me faltó aclarar: aquel día habíamos salido sin mauro, él se había quedadon con su abuela. ni me quiero imaginar lo que hubiese sido con él...

    muy cierto lo que escribiste, muy lindo el gesto de regalarnos tu reflexión escrita con tu propia letra!

    un abrazo Ju, que sigas bien!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Cómo extrañaba este tipo de post!! son bien Juli, me re alegra.

    Y mucho más, que ese instante te haya permitido sonreir, y a veces uno se da cuenta lo que es vivir, justamente cuando está expuesto a situaciones que permiten ver la extrema vulnerabilidad,la fragilidad o el máximo esplendor que ella implica.

    Si ya brillas, me imagino lo que debe ser cuando sonreís :)

    Un abrazo fuerte, muchos besos

    (estoy colgadísima lo sé, pero ya estoy volviendo)

    ¡Te quiero muchio! :)

    ResponderEliminar
  5. Ale el sublimador:
    Agradezco tu visita y tus posts, ya que veo que estás pasando por una etapa muy prolífica (¿seguís trabajando, no?).
    No sé si es cierto para todo el mundo esta «reflexión», pero lo que es cierto es que eso me sucedió cuando necesité expresarlo.
    Saludos para vos, tu niña y Mauro:

    Ju


    pd: y a ustedes también les deseo que continúe el amor... ;)♥:)



    Sil ♥:
    Cuando dejás comentarios no hay mucho más que agregar, solo que sigo creyendo que hay que asirse a la vida, mientras ella y la salud (toda) nos lo permita.
    El resto es transitar, con sonrisa, honrandola aun con las lágrimas.

    Buenas vacaciones y un abrazo:

    Ju
    pd: yo también te quiero mucho.

    ResponderEliminar

Sin caer en la tentación de ser pedante, descubro que la polifonía y la hipertextualidad me han hecho más rica.
Deje su mensaje luego del beep. Vuelva cuando quiera.
Beep.