martes, septiembre 22, 2009

Los azules

Son esencialmente honestos, francos al punto de parecer fríos, y si bien pueden ser tildados de calculadores, distan, por definición y esencia, de esto.
Son, más bien, reflexivos al punto de meditar, muy a pesar de sus locuras, las palabras que han de decirse en el momento y situación justa, lo cual, traerá, como consecuencia, su consabido éxito –por lo menos en lo inmediato–.
Son los que enjugan lágrimas sin darse cuenta y los que abrazan sin estirar los brazos.
Son capaces de sacrificar una ansiada siesta por ir a dar un beso de cumpleaños, así como entablar una conversación animosa y con espíritu animado, en el medio de un romance y de una fiebre de jueves por la noche.
No son ángeles con aureolas, pero brillan con sus alas de terciopelo.
Lloran con lágrimas sinceras y dicen lo que pocos se animan a decir.
Pero, por sobre todas las cosas, siempre son queridos, entrañables seres que jamás pasan desapercibidos...


El breve espacio en que no estás. Sivio Rodríguez y Pablo Milanés


10 comentarios:

  1. Hermoso hermoso!!! como dije por ahi... haz logrado que un par de sinceras lagrimas se escapen sin permiso...
    GRacias! me encanto... las palabras juntas con el sentimiento justo!!!

    te quiero loca!!
    un besote!!!

    ResponderEliminar
  2. Cucu:
    Gracias a vos..., por mil ejemplos cotidianos, por permitirme reconocer, de inmediato, que el amor de sus papás (eterno y hermoso, por cierto) dio frutos en cuatro seres hermosos y luminosos –entre ellos, vos y mi amor amoroso–, por darme la pauta de que eso es hacer las cosas bien, pero aún más, pudiendo descubrir que, a pesar de las diferencias que radican en las personas, si uno sabe ver con el corazón –como decía Saint Exupery a través de El Principito– puede encontrar la belleza y lo esencial.
    Te quiero con todo mi corazón:

    Ju

    pd: es lindo que siempre nos enseñen cosas los que caminan en la vida junto a uno. :)

    ResponderEliminar
  3. me vino fito a la cabeza...

    Cuando estoy mal, o estoy en blue
    Cuando no veo ni un cachito de luz
    Me voy al piano a tocar
    Después me pongo a bailar
    Y a recordar los buenos tiempos en los clubs.

    gracias Ju

    ResponderEliminar
  4. Amor me encantó el texto, tal vez porque me siento identificado en cada palabra. Escribís cada vez mejor.
    Te amo
    besos mi sol

    ResponderEliminar
  5. Gabriel:
    Estimado amigo, a veces pienso que las casualidades no existen, sino que lo que sucede es una confabulación planetaria para que se produzcan conexiones en situaciones que son necesarias para nuestra alma...
    Mientras tanto, yo me siento a la pc y escribo lo que mi alma obliga a salir de mi pecho.
    Espero que estés muy bien.
    Seguí pasando.

    Abrazo desde este lado del río:

    Ju

    ResponderEliminar
  6. Amor mío:

    ¿Serás objetivo con lo de que escribo cada vez mejor? (o sea que vengo a ser como un Zorzal criollo de la escritura...) Aspiro a escribir prolijo y que a alguien le interese leerme.
    Me alegra que te hayas encontrado en este texto.
    Te amo, mi sol:

    Ju








    of the record: ¿Acaso importa por qué 'cronopio' o por qué 'fama'...?

    ResponderEliminar
  7. Loa azules no se buscan, sólo se los encuentra por casualidad. Son esos seres que existen y al mismo tiempo desconocemos cómo existen. Pero estos tipitos azules tienen algo en común: resultan inolvidables.

    Hermosísimo texto Ju!

    Besos enormes y abrazos sin estirar los brazos

    ResponderEliminar
  8. Niña:
    Pasa y deviene, como todo, y no puede manejarse y acontece...
    Muchas veces es mágico.
    Gracias por pasar.

    besos:

    Ju

    ResponderEliminar
  9. Qué lindo texto Juli, tan vos, me encanta cuando escribis como dijiste más arriba, lo que tu alma obliga a salir.

    Esos azules, que llenan de magia, de sorpresa, que encantan y encandilan, que abrazan y alegran,que alivian y acarician el alma...

    Esa conjunción entre lágrimas, abrazos sin estirar los brazos, alas de terciopelo, y las "causas y azares" que nos permiten encontrarlos en el camino...

    Esos azules, que una vez que llegan a nuestra vida, hacen que uno se pregunte, que pasa cuando no están, qué se hace en el breve espacio en el que no están.

    ¡Me encantó!

    Besotes Juli

    ResponderEliminar
  10. Dulce Sil (¡qué loco, apreté la o en vez de la i, y te cuadraba igual tan bien...!)♥:
    Ay nena, nena... Vos sos azul, pero de una más pálido, un celestito cielo, como el de la mañana temprano o del atardecer...
    Te extraño tanto, tanto, nuestras charlas de madrugada, nuestras confidencias...
    Reconozco que ando colgada y no entro a tu blog, pero, la verdad es que quisiera horas y horas para contagiarme de tu azul...
    Gracias por pasar y disfrutar siempre de cada partícula de aire...

    ¡Te quiero!

    Ju

    ResponderEliminar

Sin caer en la tentación de ser pedante, descubro que la polifonía y la hipertextualidad me han hecho más rica.
Deje su mensaje luego del beep. Vuelva cuando quiera.
Beep.