martes, agosto 24, 2010

Y @tuty512 tenía razón...

Me desperté como quién no quiere la cosa, pero el clima pre, intro y post ducha me salpicaron de una onda que sacudieron el miedo de la vispera.
Cierta osadía me abrazó (¿o me abrasó? con esto del calentamiento global...). El colectivo se me fue, una vez más, pero a pesar del miedo de la vispera, cierta tranquilidad se apoderó de mí.
La jornada laboral transcurrió como si nada, pero @tuty512 ya me lo había advertido, había sensación de rareza en el ambiente. Y no le hice caso.
Me vine a casa, avance. Rutina, rutina, ocr, escaneos, bajar manual de un programa, más rutina, más ocr y correciones. La compu colgada, también parte de la rutina...
Y nada sorpresivo...

... hasta hace un rato...

A través de la pantallita del msn, como si fuera una pavada, me enteré de algo que, en cierta manera, es trascendental.

No hay queja, ni interrogante más que..., ¿qué está pasando dentro de vos?


Never be lonely. The feeling.










(Gracias a D corrector por la musicalización de este post. ;))

4 comentarios:

  1. La primera vez que visito su blog. La temática de las malas palabras me hizo recordar a la reflexión del recordado Fontanarrosa en el Congreso de la Lengua en Rosario hace ya varios años.

    Muy lindo lo que escribe.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Ah, que preguntita...pasan demasiadas cosas...que difícil y complicado para contestar...

    Me gusto mucho el post...

    Para musicalizar futuras "Intimistas" te recomiendo a los islandeses de "Sigur Ró"

    Saludos...

    ResponderEliminar
  3. Mr. Verbal Kint:
    Gracias por sus lindas palabras y por abrirme la puerta para conocer su mundo.

    Lo espero nuevamente:

    Ju




    Diego:
    Qué loco (y lindo) que esto te haya disparado preguntas y respuestas, tal vez pasó porque era un día especial para vos, en fin, no lo sé...
    Abrazo enorme y nos seguimos leyendo:

    Ju

    pd: nuevamente gracias por la música.

    ResponderEliminar
  4. Muy lindo el texto y sobre todo sintiendome parte de él. La verdad es que no pasa nada por dentro más de lo que sabés.
    Te amo y ya subiré el texto que escribí (aunque ya lo leiste) para que sepas que pasó por dentro.

    besos enormes con frio.

    ResponderEliminar

Sin caer en la tentación de ser pedante, descubro que la polifonía y la hipertextualidad me han hecho más rica.
Deje su mensaje luego del beep. Vuelva cuando quiera.
Beep.