jueves, septiembre 30, 2010

Yo 2.0

El placer del texto es ese momento en que mi cuerpo comienza a seguir sus propias ideas –pues mi cuerpo no tiene las mismas ideas que yo–.

El placer del texto. Roland Barthes



¿Hasta cuándo mi cabeza se apoderará de mí, de mi boca, de mi cuerpo, de mis humedades y mis manos?
¿Cuándo dejará de invadir mis pensamientos, traspasar mis discursividades y arrasar mi lengua para vomitar palabras innecesarias?
¿Qué ocasionará la vibración extrema de mis visceras que no se calman siquiera con los miércoles blancos y rojos, y solo puedan descansar bajo los influjos de las yemas de mis dedos?
¿Por qué el estremecimiento y mi piel alerta, que me hacen arquear como un violín?
¿Cuál será la receta para el silencio, para resguardar y proteger mi intimidad más preciada?
¿Cuál?


Time of your life. Green day

10 comentarios:

  1. Muy buen texto, erótico y excelentemente escrito.
    Te amo y más y más.

    ResponderEliminar
  2. Uns frase genial de Barthes, uno de los mejores temas de Green Day, y en el medio tus exquisitas palabras.

    En un tono bastante intimista ¿de confesión y/o reflexión? Si, creo que a todos nos abruma un poco tanta virtualidad...

    Pero también creo, lo importante no es perder la esencia, la esencia propia de cada uno, y más allá de las tecnologías y las herramientas, seguir fiel a nuestras necesidades y expresarnos como nos salga...

    Como siempre, muy lindo leerte

    Saludos grandotes...

    ResponderEliminar
  3. Mejor ni preguntarselo, aquello narrado es suficientemente encantador como para seguir disfruntándolo. Las preguntas, casi nunca tienen respuestas. El momento, ese, lo es todo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Las palabras son nuestros mejores refugios. Las hay de todos los colores, tamaños y formas. Solo hay que andar siempre en la búsqueda constante de aquellas que nos describan con exactitud y perfección. Y otras veces, hay que saber cuándo callarlas y dejarse fluir...El equilibrio es la perfección. Lindo espacio. Barthes es un gran Idolo.Abrazo srta!

    ResponderEliminar
  5. Amor:
    :) ♥
    (Tal vez las palabras ya no sean necesarias, ¿no?)






    Diego:
    Seguramente haya un poco de las dos cosas, un poco de reflexión y una alta dosis de tono intimista.
    En cuanto a lo de las nuevas tecnologías, comparto.
    Gracias por tus palabras tan sentidas y pensadas a la vez, siempre.
    Abrazo:

    Ju




    Manu:
    Gracias por aquello de "encantador" y de disfrute.
    Acuerdo con vos en que las preguntas nunca tienen respuestas, y si las tienen, para bien o para mal, siempre son inesperadas.
    Gracias por pasar y otro saludo para vos:
    Ju





    Amor primario:
    Tan y tan cierto lo que decís, las palabras bien pueden hacernos exitosos, o bien, llevarnos al mismísimo infierno, la cuestión, igual, es que somos siempre presos de ellas.
    Otro abrazo:

    Ju

    ResponderEliminar
  6. Excelente!

    una gema...

    felicitaciones desde este lado del río ancho como mar.

    ResponderEliminar
  7. Gabito:

    No sé si no estarás exagerando, pero viniendo de vos, siempre es lindo leerlo.
    Abrazo enorme:

    Ju

    ResponderEliminar
  8. Dicen que uno es dueño de sus silencios, esclavos de sus palabras...

    Yo creo que uno muchas veces es carcelario de sus silencios, ilberador de sus palabras...

    Y en este sentido, celebro que sigas trasmitiendo en palabras estos silencios - tan tuyos-,que se vuelven, de algún modo propios.


    Preciso, armónico, un texto con sensación casi de hechizo... ☺

    Abrazote.

    ResponderEliminar
  9. El cancerbero de las palabras!
    Creaste un gran clima
    Saludos
    efa

    ResponderEliminar
  10. Sil♥:
    Es loco, querida amiga, porque siempre tus palabras, tengan o no directa relación con la inspiración del texto, siempre, repito, son bálsamo que cura y acaricia.
    Estrecho abrazo:

    Ju




    efa:
    Jajaj, ¿qué puedo decirte? Lo que es cierto, es que este texto tiene muchos climas...
    Es lindo poder transimitirlo y que del otro lado puedan recibirlo.
    Devuelvo el saludo:

    Ju

    ResponderEliminar

Sin caer en la tentación de ser pedante, descubro que la polifonía y la hipertextualidad me han hecho más rica.
Deje su mensaje luego del beep. Vuelva cuando quiera.
Beep.