martes, marzo 29, 2011

Sui Generis

La canción es un vaivén que me causa carcajadas que me remontan a momentos en los cuales tenía unos cuantos kilos de menos (por lo menos quince o veinte), fumaba y me vinculaba patológicamente.
Pienso en perros que no sean perros, en personajes nefastos en musculosas amarillas y pelo revuelto y de dudoso color.

Por otra parte, ayer comencé a intentar adelgazar los kilos de más que sobrevinieron (por no decir que me llevaron puesta –pensé en decir "me pasaron como una aplanadora", pero lo pensé mejor, porque de plana, nada de nada–) luego de que me ennovié y dejé de fumar.

Me percibo, por otro lado, con cierto frenesí, cierta aceleración que perturba mi calma y me lleva a un nerviosismo pasajero, como si intuyera que algo bueno está por venir.

Mientras tanto colecciono llaveros, cuadernos y agendas.

¿Estoy para terapia, no?


En el hospicio. Pastoral



5 comentarios:

  1. Muy lindo amor, igual no hay que acelerarse hay que disfrutar de todo a velocidad baja para que dure más todo, sin nerviosismo.

    te amo
    y que tema el de alejandro de micheli (pastoral)

    ResponderEliminar
  2. Amor...
    me sigue enamorando tu pureza y la seriedad con que te tomás todo. Sos mi cable a tierra. Y tenés razón.
    abrazos hippies:

    Ju

    ResponderEliminar
  3. Hey, me acabo de dar cuenta (de verdad eh), de lo bueno que es leer.Por otro lado, celebro el amor que esta por todos lados.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Que cosa esa de ennoviarse y engordar ¿por qué nos pasa a la mayoría? jeje
    Siempre es mejor unos kilos de mas que contaminarse el pulmon con nicotina. Digamos que te salvaste de la aplanadora...
    besos de mermelada bc frutilla

    te quiero!

    ResponderEliminar
  5. gusta!.. no estas para terapia, sos humana!

    ResponderEliminar

Sin caer en la tentación de ser pedante, descubro que la polifonía y la hipertextualidad me han hecho más rica.
Deje su mensaje luego del beep. Vuelva cuando quiera.
Beep.