miércoles, septiembre 25, 2013

Miradas


a Lucas

En el primer sueño en el que te tuve
eras otra cosa, eras otros ojos.
Construiste en este tiempo
todo lo eterno
todo lo puro.
No hay en este momento
otra cosa que importe
solo tu vida
solo tus ojos.
Tu mirada que increpa
desde el mundo
(desde el mundo que se hizo carne y vida cierta el día que llegaste,
a este, el mundo de los otros, porque claro, ahora mi mundo sos vos...)
que clama mi mirada
(la miope)
que al mirarte se hace clara,
que es consuelo, 
y como ninguna otra cosa me da fuerza.
Vos sos mis ojos,
mi punto débil,
mis anteojos,
la mirada por la que veré
la mirada que transforma (y transformará...)
la mía.
(No añoro ya más nada...)








Mi pequeño tesoro by Presuntos Implicados on Grooveshark

7 comentarios:

  1. Amor, hermoso. Una imagen increíble la mirada de uno desde la de él. Te amo, los amo.
    Besos totales y eternos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay mucho para agregar... Gracias a vos porque esto no hubiera sido posible sin vos.
      Besos y más y más:

      J

      te amo. Y a él, ni te cuento...

      Eliminar
  2. ahh la foto muy buena, y la canción también muy linda.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso post. Me encantó la metáfora de la mirada que transforma. No hay mucho más para decir, tus palabras son conmovedoras, frescas, recién salidas del corazón. Tan genuinas y chispeantes como los ojos de Luquitas.
    Te quiero, los quiero, a los 3.
    Geor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por estar y por tus palabras. Se la quiere mucho también...

      J

      Eliminar
  4. Aaahhh ♥

    Que sigan las miradas, esas que transforman y hasta se vuelve palabras.

    Celebro esa magia de miradas que hechizan y encantan.

    (Y me hiciste emocionar)

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Qué bárbaro que hayamos tenido que esperar más de un año para este momento. :)
    Cuántas cosas puede transmitir alguien que todavía no fue contaminado por las palabras, a una palabrista...
    Abrazotes!

    ResponderEliminar

Sin caer en la tentación de ser pedante, descubro que la polifonía y la hipertextualidad me han hecho más rica.
Deje su mensaje luego del beep. Vuelva cuando quiera.
Beep.