lunes, agosto 07, 2006

Yo, io, eu, I, Je...

4 comentarios:

  1. Nos informatizamos, nos digitalizamos... leemos en la Web, nos enteramos en la TV, escribimos en Word, intercambiamos por Chat, discutimos por Skype, hablamos por SMS, vemos recitales en YouTube, y escuchamos música en MP3.

    Qué alegría ver tu letra, tus tachones, tu tinta, tu firma!

    Volveremos a ser hombres y mujeres, leeremos libros en cafetines, nos informaremos de diarios con olor a tinta, escribiremos en servilletas, visitaremos amigos, compartiremos buen vino, y la música será prestada por un amigo (y devuelta), nos acostaremos tarde al volver de recitales, y sentiremos el sudor, la voz, los labios y el latir de quien está a nuestro lado.

    Gracias Ju por aterrizarnos.

    ResponderEliminar
  2. apoyando la moción, te tiro un yeite que no uso hace años:
    se venden frasquitos (no cartuchos) de tinta de color para lapiceras. ojo, no tinta china, tinta para lapiceras. lavable.

    de pendejo tenía un frasco rojo, otro azul, otro verde. no sé si más.
    de vez en cuando, cuando me pintaba, desarmaba la lapicera en el lavatorio (toda, hasta la pluma), la enjuagaba (hasta el cartucho) y secaba bien.
    dejaba que escurriera un rato, después la armaba y con una jeringa con aguja y todo (accesorio imprescindible) llenaba el cartucho con la tinta del color del estado de ánimo.

    me acuerdo el empezar a escribir con el color elegido. indefectiblemente estaba un poco lavado al principio, hasta que terminaba de tomar la fuerza correspondiente.

    si hubiera tinta amarilla (no me acuerdo), hasta se puede conseguir un naranjita mezclándola con rojo, o verde limón, o lo que sea, abriendo el panorama aún más.

    beso.

    ResponderEliminar
  3. GB:
    gracias por tus palabras, sobre todo porque suelo ser voladora al extremo, y es bueno que para algunos sea un cable a tierra.

    ResponderEliminar
  4. Fede o:
    ¡qué linda anécdota! Hoy esas picardías de infancia están sustituidas por las lapiceras de gel, que semejan tinta -y puedo asegurar por experiencia propia, que te manchás con ellas y la gracia te dura una semana..., y eso que yo me baño todas las mañanas...-.
    Debería hacer la prueba con alguna lapicera berretex y dichas tintas -así cumplo con el ritual, por vos propuesto-, y después contar la experiencia.



    El ritual de la escritura -yo que tengo una hermana lejos- es algo que no debe perderse, ni sustituirse por ningún artificio electrónico, porque después pasa como me pasó está tarde, que se cortó la luz, y no tuve "información" por depender esta última, de aquella...

    besos reales

    ResponderEliminar

Sin caer en la tentación de ser pedante, descubro que la polifonía y la hipertextualidad me han hecho más rica.
Deje su mensaje luego del beep. Vuelva cuando quiera.
Beep.