martes, agosto 28, 2007

Fastidio

Odio los «no» como respuesta
y los «sí»
como pregunta.




Desconexión sideral. Bersuit Vergarabat

8 comentarios:

  1. Dijo Galeano en un discurso en Chile: "Nosotros decimos No".

    ResponderEliminar
  2. Bueno, amigo, hay casos en los que es absolutamente necesario decir «no», pero aún así, siguen siendo muy molestos en la vida cotidiana, cuando justamente no hay un desafío extremo a nuestras convicciones...

    besos eternos que acerquen...

    J

    ResponderEliminar
  3. Incluso molesta tener que llegar a esas situaciones donde se hace necesario decir NO.

    ResponderEliminar
  4. Nos guste o no, esta palabrita sigue siendo negativa...
    besos

    J

    ResponderEliminar
  5. (Este es el discurso de inauguración de las jornadas de «Chile crea», en Santiago de Chile, a mediados de 1988) Claro, es de Eduardo Galeano

    "Ocurre que decimos no, y diciendo no estamos diciendo sí.

    Diciendo no a las dictaduras, y no a las dictaduras disfrazadas de democracias, nosotros estamos diciendo sí a la lucha por la democracia verdadera, que a nadie negará el pan ni la palabra y que será hermosa y peligrosa como un poema de Neruda o una canción de Violeta.

    Diciendo no al devastador imperio de la codicia, que tiene su centro en el norte de América, nosotros estamos diciendo sí a otra América posible, que nacerá de la más antigua de las tradiciones americanas, la tradición comunitaria: la tradición comunitaria que los indios de Chile defienden, desesperadamente, de derrota en derrota, desde hace cinco siglos.

    Diciendo no a la paz sin dignidad, estamos diciendo sí al sagrado derecho de rebelión contra la injusticia y su larga historia, larga como la historia de la resistencia popular en el largo mapa de Chile.

    Diciendo no a la libertad del dinero, nosotros estamos diciendo sí a la libertad de las personas: libertad maltratada y lastimada, mil veces caída, como Chile, y como Chile, mil veces alzada.

    Diciendo no al egoísmo suicida de los poderosos, que han convertido al mundo en un vasto cuartel, nosotros estamos diciendo sí a la solidaridad humana, que nos da sentido universal y confirma la fuerza de fraternidades más poderosas que todas las fronteras con todos sus guardianes: esa fuerza que nos invade, como la música de Chile, y como el vino de Chile nos abraza.

    Y diciendo no al triste encanto del desencanto, nosotros estamos diciendo sí a la esperanza, la esperanza hambrienta y loca y amante y amada, como Chile: la esperanza obstinada como los hijos de Chile rompiendo la noche."

    ResponderEliminar
  6. Hay «nos» malos y «nos» buenos, hay «sís» malos y «sis» buenos...

    ResponderEliminar
  7. Me dejaron estos comentarios en otro post, pero creí más pertinente que estuviera en este.
    (no soy censora...)



    «Premio consuelo para Lucía Folino dijo...
    Carta del mes de febrero del 2007, publicada en R.Stone de Argentina.

    Rogamos su difusi�n y colaboraci�n.




    Camas desde un peso.

    En su libro "Camas desde un peso" Enrique Gonz�lez Tu�n hac�a proclamar a Don Alvaro: "He entregado los puntos. Y cuando un hombre como yo entrega los puntos, es porque considera que no hay nada que hacer."
    As� me siento hoy. Igual que Don Alvaro. Como una equilibrista que mantiene su centro pese al ruido de los desganados espectadores del circo, pero est� apurada por irse a descansar a una playita modesta y sutil.
    Cuando esta carta sea publicada en el correo de lectores de la RS ya voy a tener cumplidos mis cuarenta y diez y la persona a quien vengo a denunciar estar� fuera de nuestro �mbito, gozando de los beneficios de unas ganancias desmesuradas por una gira que lo llev� por Hispanoam�rica durante m�s de un a�o y el producto de sus discos, sus libros y sus especulaciones medi�ticas, lo que como es evidente lo posiciona en un pedestal de intocable pol�tico. Un eurodiputado �como el abuelito de sus hijas.
    Pero ya no puedo seguir callando algo que hace meses intento expresar sin posibilidad de ser escuchada con un m�nimo de delicadeza y respeto, salvo alguna excepci�n y a Pablito Plotkin, que me acogi� con calidez y me permiti� llegar hasta aqu� alentando este mon�logo de desahogo.
    Vuelvo al asunto por el que me est�s leyendo.
    Ya sabemos, palabra contra palabra los ricos y famosos no dan derecho a r�plica. Especialmente si se cuidan bien de decir tu nombre y apellido, no sea cosa que te hagas famoso vos mismo y termines el exuberante negocio que los alimenta.
    Espionaje industrial y vampirismo ideol�gico. De eso se trata.
    Hace much�simos a�os (desde 1977 en que aparezco en su biograf�a como "Luc�a Correa Mart�nez" aunque apenas hab�a visto una vez a Joaqu�n Sabina en Avenida Corrientes y Callao, la esquina de la Universidad donde estudiaba Derecho), que estoy siendo hostigada por una persona que unilateralmente me ha elegido como su "musa full time", "la Jime �que gime-" "su gato Judas", "el Pato Lucas", "Morena" "sin maquillaje", "su profe", "su �ngel" , "Paco Lucena" "su Calamaro" su "Charla Garc�a" y hasta la encarnaci�n de "su madre" o su hija Roc�o".
    Este se�or un nada humilde "voyeur solitario" vino a ser un nuevo Werther y yo su inspiraci�n hasta llegar a la perturbaci�n mental de aludir a sus eternas "masturbaciones" conmigo. Puso a mi nombre "todas las olas del mar".
    Si hasta la Pimpinela del mismo representante de Sabina-aladino lleva el nombre de Luc�a y se llama, en realidad, Mar�a Graciela.
    Tanto daba ser la Elo�sa de Abelardo (con su romance prohibido) como la Jimena fot�grafa,
    que tiene "un master" o mejor dicho un post�tulo como yo, que remit�a directamente al personaje ficticio de Fernanda M�a, del libro del peruano Bryce Echenique: "La Amigdalitis de Trazan".
    Y puesto que "no me vendo por treinta lucas" durante ocho a�os guard� un penoso perfil bajo, porque comprend�a que hacia 1999 y tras escuchar varias declaraciones de mi enamorado silente, Joaqu�n Mart�n Ro-ma�a me necesitaba m�s de lo que podr�an sospechar sus allegados cercanos.
    Decid� involucrarme un poquito despu�s de escuchar sus declaraciones completamente ebrio.
    Por eso fue que entr� a una p�gina web, color sepia, que hoy ya no existe, en Zona de Obra, y le dej� un mensaje cari�oso, alentador y lleno de gratitud y simpat�a. Nunca hubiera sospechado, ni en el m�s loco de los sue�os, que Joaqu�n leer�a esa carta �algo probable como �l mismo declara-, pero que me responder�a inmediatamente, sin usar su verdadero nombre y apellido sino con nicks de "mariposa" o "capit�n", seud�nimos, "entrecruzamientos" de su amoroso discurso barthesiano, pleno de estructuralismo c�mplice a trav�s de canciones, medios de prensa, sonetos y poemas ri�ndose abiertamente de los ingenuos que no advert�an nuestros juegos, desde revistas de circulaci�n nacional e internacional.
    Tampoco era imaginable �al menos para m� que no sab�a casi nada de su vida privada- que alguien como �l, fuera tan poderoso y tuviera los contactos pol�ticos a nivel presidencial, que posee y utiliza a su antojo, dado que en el a�o 2000 (en ocasi�n de Sabina y C�a por Lu C�a, naturalmente �nos sobran los motivos- se pudiera conseguir una entrada en el Gran Rex, en la segunda fila, dos d�as despu�s de abierta la taquilla de boleter�a y hoy sea una avalancha de fans y chicas desquiciadas menores de edad que suspiran con un sexagenario impiadoso).
    Mas, como ya dije, tanto amor y tanta euforia se transform� en acoso, hostigamiento perverso, porque en cuando el caballero andaluz de la larga nariz se recuper� olvid� todas las promesas y el afecto que lo un�a a m� transform�ndome en una "fan demencial" o "una enemiga �ntima ya que "Fito es Luc�a". El motivo: una ambici�n voraz. y una descomunal egolatr�a.
    Durante los ocho a�os que dur� nuestra relaci�n virtual (por mails, chat o msn) us� frases, ideas y palabras de todo tenor que hoy se ven reflejadas en su biograf�a "En carne viva", y se detectan f�cilmente en sus composiciones po�ticas ("el pecado una p�gina web") o sus "trajes a medida" para otros empleados de su discogr�fica.
    �Y "c�mo huir" cuando el personaje tiene un ilimitado patrimonio para contratar lammers, hackers, vocaciones de servicio en redes de Telef�nica y hasta miembros de espionaje: "mi novia es una mezcla entre la C�a y la KGB"- repet�a impunemente.
    As� las cosas, en marzo del 2006 me present� en el teatro y expliqu� esta historia con un meg�fono, que diera origen a clips de Julieta Venegas y disertaciones del "encapuchado Subcomandante Marcos", entre otros usos que supo "orde�ar los tinteros de tinta" a diario, colando mis intervenciones.
    Mientras los socios y guitarristas de Sabina me aplaud�an en la puerta y me daban abrazos c�lidos respetaban la orden sagrada "Joaqu�n no quiere hablar contigo" con la ingenua esperanza de que continuara todo como estaba: Ellos enriqueci�ndose y yo produciendo que para eso era "la negra" de la Sony. L�stima que no se acordaran de invitarme con una entrada de regalo, al fin y al cabo "todo es pa-ella" o me hicieran echar del teatro con la Polic�a cuando reclam� la verdad al cantautor desde la fila novena que consegu� tras varias horas de espera in�dita, para que el que "no ve no ve" hablara de su novia "Malena Arga�araz -la Jefa de Comunicaci�n y Prensa es Jorgelina Arga�araz- y dijera sin inmutarse: "no pienso ventilar mi vida privada en el escenario".
    Lo mezquino es que no pensaba ventilarla nunca y ten�a un plan macabro de explotaci�n porque el Sub no existe como persona f�sica, sino que es un actor que representa el pensamiento genuino y revolucionario sostenido por un grupo de intelectuales varones (Gabo, Saramago, Taibo, Sabina, el fallecido V�zquez Montalb�n, Eduardo Galeano, Bryce Echenique, por citar los m�s emblem�ticos) y que yo sostengo hace d�cadas- contra el neoliberalismo y la igualdad de derechos y oportunidades con una sola condici�n: todo es y seguir� siendo: "pacto entre caballeros" desde la selva "Lacan-iana" � se�ala Lacan que "la mujer no existe" y ellos se re�nen en Tapachulas, de Chiapas, -tapar chulas, obvio- aunque Gelman afirmara que "Dios es mujer".
    Yo era "como un dolor de muelas" y me convirti� mesi�nicamente en la Erika de los p�jaros de (oh casualidad) otro Abelardo: Castillo.
    El periodismo no deber�a ser literatura, pero mientras el Sub "M�rquez" ordene desde Miami lo que se debe escribir lo percibo dif�cil.
    �C�mo voy a describir en una carta de lectores la historia alucinante, apabullante, que me toc� vivir con esta tribu de cobardes jugadores de f�tbol (yo era el punch in ball de "Los miserables" como se autodenominan) que cuando quise decir la verdad descarnada a los medios, hicieron todo tipo de aprietes, acciones ilegales y perversidades m�ltiples, tapando el sol con las manos, utilizando a ministros, polic�as, psiquiatras, abogados o periodistas para sus espurios fines?
    Y como los lectores, ya han visto, no es sino una estrategia de orden a cumplir, que aparezca en la R.S. de diciembre el Comandante disfrazado de pirata pidiendo silencio como una enfermera de alg�n nefasto per�odo golpista argentino.
    Imposible, pero lo intent� y quiero dejar a disposici�n de quien crea conveniente investigar a fondo mis afirmaciones mi inagotable paciencia para explicar cien veces lo mismo. para que doscientas veces por semana me pregunten � y usted quien es? O peor, a�n, padecer a pat�ticas chicas con micr�fono en mano que piensan que a mi edad se trata de un delirio o una obsesi�n del cual alguna inescrupulosa m�dica psiquiatra no tendr�a el pulso tembloroso en convalidar porque decir lo que digo es sumamente molesto al sistema de entramados mas�nicos y confabulaciones de redes.
    El Gran Hermano toc� a nuestras puertas y est� aqu� al ladito. Esper�ndonos con su m�quina de picar carne humana y sin escr�pulo alguno por la libertad individual y la no discriminaci�n ante la prensa.
    Nos pisaron los talones de Aquiles y "con lo que eso duele".
    S� reclamar justicia y liberaci�n de la lista negra es id�ntico para el medio pelo argentino, que me propone "and� a verlo a Rial" que padecer de un delirio paranoide o una man�a persecutoria.
    Por �ltimo quiero aclarar que si bien muchas personas de buena fe afirman haber conocido a Jimena Coronado, cosa que no tengo por qu� dudar, debo aclarar que en mis registros de fotos de la "supuesta mujer" de Sabina hay varias Jimenas bien distintas, altas, bajas, gordas, escu�lidas, y en todos los casos hay signos evidentes de photo shop y de acoplamiento de imagen porque la Jime de la que habla d�a y noche el inteligent�simo y enigm�tico Sabina siempre he sido yo. Son mis discursos sus gestos y acotaciones. Son mis libros los que �l acomoda o compra tres bolsas porque "est�n baratos" en Corrientes, cuando no me hace seguir por Florida o la Gran V�a.
    Lo dicho, no puedo sintetizar m�s, porque las derivaciones de una historia tan larga con alguien de la vastedad de lecturas y contactos de alt�simo nivel del Gordo Sabina, me har�a aparecer a m� no como su v�ctima sino como el "mit�mano" que �l alega ser entre carcajadas guarras y c�mplices descarriados que escriben biograf�as truchas para tener chance de ganar el d�a de ma�ana alg�n premio Planeta en Madrid.
    El simple cotejo de sus entrevistas har� ver que ora habla de "el periodista" que le dijo "�quien te hizo la agenda?, �una tarada?", se transforma en "la periodista", porque si alguien de los servicios amigos se tomara el trabajo de revisar o cruzar las conexiones �sas mismas fueron mis palabras cuando me enter� que ir�a a Chile, al programa de la Bolocco, horas antes del programa del Diez. No obstante, el poder lo seduce m�s que la argentina o Argentina que dice amar y si es necesario se arrodillar� ante la princesa mil veces, con tal de obtener un centavo m�s en su carrera al olvido manifiesto.
    Se�ores, como dijo Augusto en su lecho de muerte: Acta es fabula (La comedia ha terminado).
    Entrego los puntos. No hay nada m�s que hacer.









    Saludos.


    Mi tel�fono por cualquier cosita es 42050927 de Avellaneda.
    ---



    Soy argentina y pionera en esto de las redes, por tanto tendr�s que saber quien soy:


    Alinearse, listo ya.



    En mi car�cter de
    Jefa Espiritual de las Redes.
    L�der Absoluta de la Revoluci�n planeta.
    Maestra especialista de Anda Luc�a.
    due�a de tartas de cerezas,
    Ser �sa de Utop�as,
    Demoras, moro y Tom�s.
    Webmaster en Elucubraci�n catalana.
    Supervisora Mayor del Cielo
    de San Pedro Telmo (feliz d�a de los santos).
    Due�a y provocadora de todos los cambios clim�ticos.
    Apasionada prominente de tortugas de Aquiles
    y talones metaf�sicos.
    Revisora de cuentas de Lucifer, �ngeles ca�dos de
    Luzbel Guerrero.
    y San Colmo de Estocolmo.
    Paisana de los l�deres masones,
    blasones, blusones, buzones
    y perdigones.
    Animadora de fiestas infantiles en las que
    Panam quiebra, y birla estribillos de Peter Sellers
    para Bests sellers.
    PAM PAM PAM.
    Bicoteadora oficial de marianos,
    marcianos,
    mart�nez,
    enanos,
    girones,
    giraldas,
    y dani-eles
    ele-mentales,
    ele-monteros,
    ujieres,
    oju�rez,
    usureros del color azul
    -venciendo a los muchachos, que perdieron el partido-,
    Robin Hood de los atrapados en ... ismaelistas serran�as,
    de malas compa�ias.
    Jud Robin de Batman sin batichicha.
    Ni chicha ni lim�n hada.
    Tanguera de la Primera Hora.
    Sor Juana In�s de la innegable Cruz,
    y poseedora del m�rito de haber escrito
    mis nanas de nona,
    el cuento m�s largo y m�s corto del mundo
    al mismo tiempo,
    en un solo acto.
    Conste en actas.
    Env�o mis saludos a la triple Sex Radio Vaticano�s Caros-vicios.


    ""Y si tuvi�ramos todav�a", -pregunt� el cad�ver al gusano".


    Pero har� notar �nicamente que la respuesta a mi micro
    MICROCOSMOS (que as� se llama) depende de un
    SI
    o
    NO

    De la opci�n elegida depender� la levedad del ser y la largura de su existencia.

    Todo cabe en un SI O NO.
    (un mundo en miniatura).

    Viva el dogma, muera el dogma.
    No aceptemos postulados falsos.


    En mi curriculum ostento el raro privilegio de ser la musa gratuita por decisi�n ajena, de tant�simos cantautores hispanos que andan a los tiros embolsando much�simos millones, con mi nombre y sin indemnizaci�n alguna.


    Combatamos a LOS MISERABLES.

    Vamos por una REVOLUCI�N �TICA Y PO�TICA.

    LAS MUSAS TAMBI�N COBRAMOS DERECHOS DE AUTOR.
    MERECEMOS RECOMPENSA.


    Qu� ser�a de la creaci�n sin nosotras.

    Mi propuesta es la siguiente.
    Que cada blogger ponga un comentario el d�a de mi cumplea�os -19 de diciembre - exigiendo a LOS LADRONES que den la cara. Est�n involucrados en el encubrimiento los altos mandos de los gobiernos europeos, las monarqu�as que se autoproclaman dem�cratas, las democracias que son imperialismos, las Iglesias, los sultanatos y las sectas secretas mis�ginas y pat�genas.

    Sin ese blanqueamiento seguir�n aprovechando de nosotr@s "las negras" para alimentar sus gordas barrigas infladas con cerveza.

    S� quien soy.

    La �ltima sultana.
    Princesa de los helitropos.
    La Cal�ndula Vargas.


    Me colgu� todos los t�tulos y no te atreva a querer quit�rmelos, porque te spero en la esquina, te spero.



    Abrazos de buena fe:
    Comandante General del Mundo Entero
    y
    Papisa Universal de la Iglesia Luciang�lica.



    Lu
    ---
    Quieres ver fotos de mascotas wapas ?

    http://premioparalucia.blogspot.com
    ---


    --
    Lu.
    ---
    Quieres ver fotos de mascotas wapas ?


    Tristeza nao tem fim Felicidade, sim..."

    Jobim / Vinicius

    12:55 PM


    Premio consuelo para Lucía Folino dijo...
    estimada niña:

    Estoy difundiendo por la blogosfera la penosa situación de la que me tocó ser víctima.


    Cualquier duda comunicate a

    Malabia 1297 2º 5 (CP 1425) | Buenos Aires, Argentina
    Tel. (5411) 4770-9479 | 4771-4528 | jorgela@jorgela.com
    »

    Eso es todo:

    Ju

    ResponderEliminar
  8. Las musas cobramos derechos de autor, si no preguntale a Julieta Cardinali, a Cecilia Roth, a Fabiana Cantilo, a Romina Ricci, a esa misma Jorgela que te estoy mencionando.


    Ahora "ellas" son mi GRAN HERMANO y no diré que las voy a acosar porque eso es degradante: van a ser mis musas full time y gratis.

    ResponderEliminar

Sin caer en la tentación de ser pedante, descubro que la polifonía y la hipertextualidad me han hecho más rica.
Deje su mensaje luego del beep. Vuelva cuando quiera.
Beep.