miércoles, octubre 01, 2008

Un encuentro con la nena que fuí

En este tránsito lento que es mi coyuntura actual, la semana pasada buscando un libro para mi cuñadita menor –tiene once años recién cumplidos–, encontré un libro de mi infancia y dentro de él, una cascada de recuerdos.
Y por diferentes momentos estuve entre aquí y allá.
Y se sintió tan bien...*






*ojala me mires a los ojos y la nena que soy te enternezca, te haga un guiño y salga a jugar con tu alma tierna...



De paso.León Gieco

8 comentarios:

  1. ¡Qué lindo Juli!

    Lo esencial es que cuando vos te mires a los ojos puedas reconocerte, y ver que el alma de esa nena sigue estando ahí, y te sonríe y te invita a jugar :)

    Un abrazote, hermoso tema, uno de mis preferidos, bah, es dificil elegir sólo algunos de León, ¿no?

    Besotes:)

    ResponderEliminar
  2. Sil:
    Amiga, como siempre, decís las palabras necesarias, justas... (¡gracias!)
    Y lo fundamental es poder encontrarse (¡y ver qué pasa!).

    Entrañable abrazo:

    Ju

    ResponderEliminar
  3. Está bueno encontrarse; lo importante es saber que, no hace falta abrir un libro, esos recuerdos esa nena, sigue estando en vos, siempre está y yo la veo cada tanto a esa nena en esos ojos clarisimos.
    Te amo muchisimo.
    Besos yo (quién más)

    ResponderEliminar
  4. Amor:
    Yo sé que ella está, y es hermoso cuando eso sucede (el libro fue casi una excusa estilística, un recurso casi poético, una causa fortuita...).
    Me alegra que tu mirada, aunque sea cada tanto, se encuentre con lo que fui, que es la condición para lo que soy.
    Te amo:

    Ju

    ResponderEliminar
  5. El mejor regalo es un libro... Aunque echar una mirada a si mismo no tiene precio...
    Saluditos!!!!

    ResponderEliminar
  6. Cuando esas cascadas nos arrastran, suele ser una linda manera de ahogarse.
    A mi niño le cuesta mucho mostrarse ultimamente.
    Quizá sea hora de mojarlo un poco.

    ResponderEliminar
  7. Mercury:
    Siempre, definitivamente, el mejor regalo es un libro. No era este el caso, pero valió doblemente.
    Gracias por pasar.
    Ju

    ResponderEliminar
  8. Brujo:
    Déjese splashear un poco. Acabo de ver su casita y está preciosa.
    Tenemos que vernos antes de que se termine de deshojar el almanaque –y dígale a su mujer que se deje de facebuquear y que no se olvide de los amigos..., que hace como tres o cuatros posts que no la veo–.

    Muchos cariños:

    Ju

    ResponderEliminar

Sin caer en la tentación de ser pedante, descubro que la polifonía y la hipertextualidad me han hecho más rica.
Deje su mensaje luego del beep. Vuelva cuando quiera.
Beep.