domingo, mayo 31, 2009

Incertidumbre y no

La incertidumbre no duele. Lo que duele es la certeza de lo inevitable. La piel de lo que conocés y no querés ver. La desidia, el desinterés, la ceguera ante algo que está ante tus ojos y que no querés –o no podés– ver.
La vida continúa y continuará por los siglos de los siglos, y esa esfera de polvo que sos quedará flotando hasta que el Universo termine.
Valen el estoicismo y la capacidad de saber que caminando –aunque no se llegue a Roma–, te van a llevar al lugar que vos conducís.
Y eso es crecer.





Parado. Juan Carlos Baglietto




6 comentarios:

  1. aquí un uruguayo felíz de leerte... creativa y profunda.

    ResponderEliminar
  2. Amigo, gracias por la visita y la alegría contagiosa. Igualmente, ya había escrito en esta misma semana, así que no hay reclamos por falta de escritura, ¿eh?
    Muchos cariños y espero aún respuesta a ver si sabés si conseguiré la obra de la poetisa.
    Ju

    ResponderEliminar
  3. Estimada... no se trata de cuanto escriba, sino de lo qué escriba... me gusta este tipo de entradas. La otra de esta semana era demasiado personal.

    Todo bien con las personales, pero me gusta la universalidad que lográs en tus textos, y esos son los que mas extraño.

    Se extraña tu literatura.

    ResponderEliminar
  4. Gabriel:Agradezco tus visitas, así como tu sinceridad. Y ya lo había dicho en algún otro comentario de algún otro post: uno escribe –sea lo que sea–, pero es al lector al que se le dispara y lo acepta o no. Eso es lo rico de todo esto.
    En cuanto a la literatura, sale lo que sale y eso subo –que no es subir por subir, sino tratar de decir algo...–.
    Abrazo:

    Ju

    ResponderEliminar
  5. que siga saliendo
    que usted siga subiendo
    que yo siga leyendo
    que nos pueble a todos con sus buenos textos!

    ResponderEliminar
  6. Gabriel:
    Es alentador tener un «hincha» (en términos futbolísticos) desde la primera hora, más cuando se piensa en cerrar este espacio porque no encuentro eco, o siento que cumplió su ciclo o que...
    Por todo eso, gracias por estar del otro lado del río y de la pantalla alentándome a continuar.
    Aquí estaré.
    Abrazo desde este lado:

    Ju

    ResponderEliminar

Sin caer en la tentación de ser pedante, descubro que la polifonía y la hipertextualidad me han hecho más rica.
Deje su mensaje luego del beep. Vuelva cuando quiera.
Beep.