jueves, junio 22, 2006

Malvenida al mundo real

Últimamente me encuentro cubriendo mi piel con azúcar impalpable, o capitas finitas de tul y plumetí, o con ficciones innecesarias… Pero vivir es otra cosa…

A veces pienso si la naturaleza y la vida como sentido cósmico, metafísico, son tan sabias y por ende en treinta y dos años no me hicieron madre justamente porque implica muchas responsabilidades, afrontar dolores y alegrías para los cuales no esté preparada, o si es sólo una casualidad más… No sé…

Lo qué si sé, es que a pesar de las evasiones, del querer “tener la fiesta en paz”, siempre la mierda termina salpicándote…

En casa, por suerte, nunca tuvimos el morboso hábito del “noticiero”, sino que nos informábamos a través del diario, o la radio, o sea que había noticias que yo tal vez me enteraba en mi cotidiano, por algún comentario foráneo.

Hoy pasó eso.

El viernes pasado, mientras se vivía una fiesta –que ingenuamente y en el inconsciente colectivo late la idea loca de que todo el país está en eso…–, porque empezaba un partido de fútbol inolvidable para “nuestra selección”; mientras yo me entraba a bañar apurada –como casi todos los días– o llegaba unos minutos tarde al laburo, en la línea B del subte, una chica era violada. Me lo comentaron hoy mis compañeros de trabajo, y todavía no lo puedo creer.

No puedo dejar de pensar que soy demasiado naife, que la gente no es toda una galletita tierna de jengibre, ni que el mundo es un ramillete de margaritas, y que siempre hay algo que no sea bello. La vida es esto: es la alegría conviviendo con la oportunidad de hacer mal, es la flor en el medio del barro, es la gente linda cuestionándose la vida, son los pobres sin dientes sonriéndote, porque no le permitís que escarben de la basura y le das un mísero plato de sopa caliente, es Agustín corriendo por mi casa, son mis compañeros de laburo haciéndome un chiste. Esa es la vida. Yo opto por querer enaltecerla –y por tratar de informarme más– y por dejar de comer vidrio…

2 comentarios:

  1. La vida
    la sociedad
    el mundo civilizado
    el mundo globalizado
    o capitalismo selvagem do hommen primata

    dónde estamos?
    qué hacemos?
    vivimos o pasamos de largo?

    responsabilidad social
    sensibilidad individual

    el cambio está en cada uno de nosotros... sin camiones de arena, cada uno su granito.

    ResponderEliminar
  2. Gaby: sólo esto ... (se nota que sos uruguayo..., por tu sensibilidad)

    ResponderEliminar

Sin caer en la tentación de ser pedante, descubro que la polifonía y la hipertextualidad me han hecho más rica.
Deje su mensaje luego del beep. Vuelva cuando quiera.
Beep.